La calidad y vanguardia de los productos de Cerarte y Cerartec fueron elementos claves para extender los conceptos vanguardistas de la diseñadora Oriett Domenech a la arquitectura y el espacio interior de su primer atelier de moda ubicado en la capital dominicana a partir de líneas simples y un acabado impecable.

El atelier se concibe como un prisma puro de color blanco al que se le realizaron algunas horadaciones con el fin de permitir el acceso y crear una vidriera. Con el fin de aprovechar la construcción existente, se optó por la implementación de un sistema de fachada ventilada sobre una estructura metálica superpuesta a la fachada original que aumentara la escala y le diera una mayor presencia urbana. El porcelanato ultradelgado de gran formato utilizado en el revestimiento de la fachada y en el pavimento interior le otorga síntesis y expresividad a la obra arquitectónica. El blanco en las losas del piso del área de exhibición favorece la continuidad de la imagen exterior y se convierte en un canvas perfecto sobre el cual se destaca la mercancía.

El baño de visitas destaca por la fuerza gráfica de los revestimientos. El porcelanato de la casa Vives Cerámica de la colección Terrades Grafito aplicado en el pavimento y la pared de fondo, con un patrón geométrico blanco y negro casi fractal, contrasta con las piezas de color negro de las paredes laterales, dándole profundidad al espacio.

El pavimento del patio, está constituido por el clásico damero de losas blancas y negras de gres porcelánico para exterior, salpicado de losas de la casa Inalco, del estilo hidráulico. Este estilo se inspira en los tradicionales mosaicos de cemento y a modo de patchwork combina en la misma losa diferentes estampados.

Productos del proyecto